Click to listen highlighted text!

Cuidados de la piel atópica en verano

Con la llegada del verano, la mayoría de personas exponen su piel a un mayor número de agentes externos: sol, viento, polvo, agua… sin preocuparse lo más mínimo, pues la piel humana es una barrera muy resistente a todo tipo de “agresiones” externas. Ahora bien, cuando una persona sufre de piel atópica, pese a que en verano puede encontrarse mejor de la sintomatología; esto es, disminuye el picor debido al aumento de temperatura y a una humedad ambiental más elevada, se debe igualmente procurar unos cuidados básicos para no recaer y agravar síntomas.

 

Consejos para piel atópica en verano

Cuidado con los cambios de temperatura bruscos

En países cálidos como el nuestro es común que en oficinas, hogares, vehículos y establecimientos comerciales tengamos el aire acondicionado encendido, pero debemos tener en cuenta que los cambios bruscos de temperatura pueden ser perjudiciales para nuestro sistema inmunológico y para la piel. Sería conveniente que si venimos del exterior, con temperaturas de 27-40º y probablemente con sudor, no nos expongamos a corrientes de aire acondicionado con temperaturas cercanas a los 20º. Si por trabajo, o por exceso de calor, hemos de convivir con el aire acondicionado encendido, es recomendable que, tanto por salud como por ecología y consumo, lo mantengamos en temperaturas razonables de 23-25º. También es recomendable el uso de humidificadores de aire, ya que el aire acondicionado reseca considerablemente tanto la piel como los ojos y el sistema respiratorio. Aunque lógico, cabe recordar también no exponerse directamente a la corriente de aire que emite el aparato de aire acondicionado.

Evitar las prendas mojadas o húmedas

Es importante que después de las actividades acuáticas no se permanezca durante largo rato con bañador o biquini húmedo; siempre que podamos, es mejor cambiarse y ponerse ropa seca, y evitaremos la posibilidad de irritación en la piel, roces e incluso la proliferación de bacterias.Después de bañarse en la piscina o en el mar, es totalmente aconsejable una ducha de agua dulce para eliminar los restos de cloro y/o sal de la piel. A la hora de secarse es importante hacerlo con cuidado y no frotar la piel.

Utiliza ropa adecuada para cada actividad

Por otra parte, se debe considerar que hay una ropa adecuada según el nivel de actividad que vayamos a realizar. Si tan sólo vamos a pasear o a hacer vida tranquila, tejidos naturales como el lino o el algodón son ideales en cuanto a que tienen una buena transpiración, son frescos y agradables de llevar. Si por el contrario, vamos a realizar actividad física o tenemos un nivel alto de transpiración cutánea y acostumbramos a empapar las camisetas, es preferible que utilicemos un tejido sintético como el poliester o la poliamida, con características técnicas como alta transpirabilidad y secado rápido. A la hora de escoger ropa técnica para practicar deporte es importante que no escatimemos en calidad, ya que las prendas realizadas con hilos de buena calidad son muy superiores en cuanto a transpiración y capacidad de secado, frente a las más económicas.

cuidado de piel atopica en verano

Hidratación

La hidratación es clave en verano, época en la que sudamos mucho más que en cualquier otra estación del año. Los expertos aconsejan beber diariamente dos litros de agua, o combinar con zumos, con tal de mantenernos con unos niveles saludables. Es lógico, si tenemos menos humedad en nuestras células, la piel está más seca y se incrementan los síntomas de picor de la piel atópica.

Prótegete del sol

Aunque el sol es fuente de vitamina D y es aconsejable exponerse a la luz solar, debemos ser cautos y hacerlo de una manera moderada y con protección. En cualquier caso deberíamos proteger nuestra piel del contacto directo con la luz del sol, pero especialmente si sufrimos de piel atópica. Se debe evitar a toda costa las quemaduras y la sobreexposición, para ello lo mejor es utilizar siempre cremas de protección solar de al menos factor 30, siendo lo recomendable las cremas con factor 50 o 50+. A la hora de comprar una crema de protección solar, hemos de tener en cuenta que lo importante es que nos proteja frente a los rayos UVA, UVB e IRA. La crema solar es una capa de protección que nos ayudará frente a las radiaciones, pero se debe tener en cuenta que debemos aplicarnos crema cada dos horas aproximadamente. Si vas a exponerte durante mucho rato al sol porque estás de turismo, trabajando o paseando, puedes considerar también utilizar ropa con factor de protección solar; normalmente es ropa para senderismo y actividades de montaña y tienen factor de protección entre 30-50 upf.

Utiliza productos para el cuidado de la piel

Existen muchas marcas que han desarrollado gamas de productos adecuados para el cuidado de la piel atópica, desde aftersun, pasando por geles de baño sin jabón, crema hidratante… Son productos enfocados a la hidratación de la piel atópica, con acción calmante del picor y sin alérgenos o sustancias que puedan irritarla.

….dicho esto: Disfruta del verano!!

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click to listen highlighted text!