Click to listen highlighted text!

Arteriosclerosis, causas y tratamiento

La ateroesclerosis es una afección coronaria que se debe a la acumulación de lípidos y colesterol en el interior de las paredes de las arterias, formando placas ateroescleróticas que a lo largo del tiempo podrían obstruir parcial o completamente el flujo sanguíneo en el interior de las arterias, con el riesgo que esto comporta: accidente cardiovascular.

Combatir la arteriosclerosis

Síntomas de la aterosclerosis

La sintomatología de la aterosclerosis es “silenciosa” y por ésto mismo es muy peligrosa para la salud del paciente. Normalmente, la aterosclerosis no presenta síntomas aparentes hasta el momento que se crea una obstrucción parcial o total del flujo sanguíneo. Llegados al momento de un bloqueo o restricción en el flujo sanguíneo, se pueden crear problemas en zonas críticas como: piernas, riñones, intestinos o cerebro. Si la disminución de flujo sanguíneo

arteriosclerosis

Causas de la ateroesclerosis

Las causas más habituales que contribuyen a la aterosclerosis son las siguientes:

  • Diabetes
  • Antecedentes familiares
  • Hipertensión arterial
  • Sedentarismo
  • Sobrepeso
  • Tabaquismo

Envejecimiento

Es la causa más común; el envejecimiento natural del organismo hace que se produzca acumulación de placa y que las arterias sufran un proceso de endurecimiento. Este estrechamiento en las arterias hace que sea más fácil la formación de coágulos, con el riesgo de bloquear el flujo sanguíneo. Por otra parte, hay riesgo que la placa formada en el interior de las arterias pueda desprenderse parcialmente y viajar por el torrente sanguíneo hasta quedar bloqueada en algún vaso sanguíneo más pequeño.

El bloqueo del torrente sanguíneo a causa de pequeños coágulos o trozos de placa ateroesclerótica es un factor de riesgo grave para la salud, ya que limitan o cierran el riego sanguíneo (y por tanto de oxígeno) y pueden provocar muerte tisular. Muchos accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos son causados por este típo de bloqueos en el torrente sanguíneo.

 

Colesterol alto

Los niveles elevados de colesterol en la sangre pueden contribuir tanto al endurecimiento de las arterias como a la acumulación de placa en en interior de las mismas. El colesterol se produce en el hígado del organismo y se absorve  a partir de alimentos de origen animal (carne, productos lácteos..); el colesterol es necesario para el correcto funcionamiento del organismo, lo que es negativo es su exceso, frecuentemente consecuencia de dietas poco adecuadas, altas en grasas saturadas y grasas trans.

 

Diagnóstico de la aterosclerosis

Como ya hemos indicado antes, la aterosclerosis es una afección bastante silenciosa y discreta de la cuál podemos no tener constancia hasta que es demasiado tarde para nuestra salud. Lo mejor es prevenir y someterse a los exámenes periódicos que marcan los protocolos de medicina para evitar el colesterol y la hipertensión arterial.

En adultos mayores de 40 años es recomendable hacerse exámenes de evaluación para la hipertensión arterial una vez al año, teniendo mayor riesgo aquellas personas con presión arterial alta y/o sobrepeso.

ateroesclerosis

De la misma manera, hay que controlar los niveles de colesterol de una manera periódica. En adultos con niveles de colesterol normales basta con un examen cada 4-5 años, pero con colesterol alto se hace necesario controles cada año.

 

Tratamiento preventivo de la arteriosclerosis

La aterosclerosis desaparece una vez ocurre, por eso es muy importante el trabajo preventivo, ya que una vez aparece la afección sólo se puede elentecer el proceso pero no revertirlo. La mejor manera de prevenir la ateroesclerosis es adoptando hábitos de vida saludables, te los detallamos:

  • Controla el nivel de colesterol: el colesterol se adhiere en la cara interna de las arterias, formando la placa que va reduciendo el caudal de sangre que puede circular por ellas.  Evita la ingesta de alimentos grasos, lleva una dieta equilibrada que incluya fruta, verdura y pescado (el ácido omega 3 del pescado ayuda en la lucha contra el colesterol).
  • Reduce o elimina hábitos nocivos: vicios tan placenteros como el tabaco y el alcohol son perjudiciales para las arterias y contribuyen en su endurecimiento. Intenta reducir o eliminar el consumo.
  • Realiza ejercicio físico moderado: el sedentarismo es un fatal enemigo de nuestro sistema circulatorio. El ejercicio físico de intensidad moderada te hará tener un peso saludable y un corazón en forma. Consulta con tu médico o un entrenador si has tenido problemas de corazón o sufres sobrepeso y te aconsejará sobre qué ejercicios pueden ser saludables y cuáles perjudiciales.

Recuerda hacerte revisiones cada cierto tiempo y cuida tu salud, nosotros te ofreceremos consejos de salud y bienestar para ayudarte!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click to listen highlighted text!