Click to listen highlighted text!

La alimentación del bebé de 6 meses

Bebé 6 meses: ¿qué le doy de comer?

La alimentación del bebé llega a un punto de inflexión en las fechas cercanas a los 6 meses, aunque no es una cifra exacta, pueden haber bebés que comiencen a interesarse por la comida sólida a partir de los 4 meses, así como hay otros bebés que se interesan por la comida sólida hacia los 8 o 10 meses. Los pediatras aconsejan, por regla general, ofrecer al bebé alimento sólido a partir de los seis meses y ahí es cuando comienza el dilema de las madres y padres sobre qué alimentos ofrecer al bebé y de qué manera.

¿El bebé debe comer sólidos?

La naturaleza es sabia, deja que el curso natural de crecimiento sea el que te guíe. Si tu bebé muestra interés por la comida y la intenta agarrar, es que se ha despertado ya en él el deseo de saborear un alimento sólido. Ésto no tiene porqué darse a los 6 meses exactos, puede ser antes o después, pero no fuerces la situación, llegará un momento que te acercarás algo a la boca (sea comida o bebida) y tu bebé alargará la mano para cogerlo.

Seguramente ya te habrás percatado que con esta edad los bebés quieren estar presentes en los actos sociales de los adultos, y de hecho es buena idea que estén de cara a su socialización. Cuando os sentéis en la mesa, la/el bebé seguramente también quiera participar, bien desde la trona como desde el regazo de un adulto. Éste es un buen momento para dejarle experimentar y que toque texturas y agarre algún alimento.

bebe 6 meses alimentacion solidos

En las primeras experiencias con alimentos sólidos es normal que el bebé no trague los alimentos, que los saboree y expulse, que ponga caras raras…ten en cuenta que es toda una experiencia novedosa y que los sabores que nosotros encontramos tan habituales son algo totalmente distinto a la leche que le ha alimentado hasta ahora.

Primeros alimentos solidos del bebé

Para que no tenga dificultad a la hora de agarrar los trozos de comida y reducir la posibilidad de atragantarse, puedes comenzar probando con frutas. El platano (por su textura y forma) o la manzana (textura y jugosidad) son frutas que suelen agradar al paladar de los bebés. También puedes probar con alguna verdura hervida como zanahoria o patata, que tienen una textura agradable.

Lo importante es no forzar la situación e ir acostumbrando poco a poco al peque, no restringiendo sus deseos a unos horarios estrictos e ir acomodándolo suavemente a los horarios en los que también nosotros nos sentamos en la mesa a comer.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Click to listen highlighted text!